FICHA TÉCNICA

Grupo: Des Armadero Teatro

Título: El Mal Rebaño

Género: Documental Ficcionado

Duración: 60 minutos

Actuación: Isabel Alvarellos - Sofía Bittar -Florencia Boasso - Andrea Bonutto - Melisa Cuitiño - Romina Enrría - Naibí Esteban - Edith Ferreyra - Lorena Franceschina - Josefina Gavilán - Patricia Lescano - Liliana López Acosta - Sofía Nottaris - Pía Olmedo - Mariana Reina - Laura Salgado - Mariana Zárate

Asistencia de dirección y coordinación actoral: Delfina Ortiña

Dramaturgia y Dirección: Fabián Politis(obra inscripta en Argentores)

Idea y Producción General: Des Armadero Teatro

 

 

SINTESIS ARGUMENTAL


El 24 de mayo de 1975, veintiséis presas políticas se fugaron de la ex Cárcel del Buen Pastor. Provenían de organizaciones revolucionarias de diversos orígenes. Córdoba vivía en aquellos años la intervención federal, de carácter dictatorial, del brigadier retirado Lacabanne. Luego de la fuga, estas mujeres se reincorporaron a sus respectivas organizaciones políticas y continuaron con sus militancias, sus vidas, sus sueños. Algunas fueron recapturadas, nueve de ellas continúan desaparecidas.
La obra intenta dar cuenta, de manera, parcial, ficcional y fragmentada de una época y una lucha que, a nuestros ojos, continúa vigente en los principios de desigualdad y deseo de cambio que la generaron y que convocó, entre otros muchos actores de la sociedad, a estas mujeres ex presas políticas de la cárcel de Buen Pastor durante los 70.
Nuestra intención no es didáctica ni panfletaria, sino la de preservar la memoria de una causa justa, fiel reflejo de un momento social, histórico y político, que por una lado, todavía presenta deudas impagas, como la desaparición de parte de sus protagonistas y la apropiación de al menos uno de sus hijos, hasta la clara intención de abolir esta memoria, destruyendo gran parte del edificio que guardaba desde estas historias hasta potenciales pruebas judiciales, para convertirlo en un paseo de compras de dudosa popularidad.
Los que hacemos esta obra no estuvimos allí pero hablamos con quienes sí estuvieron. Recorrimos junto a ellas las modernas y estériles ruinas de este espacio físico, escuchamos sus historias, compartimos un mate y nos emocionamos junto a ellas recorriendo parte de su historia y la de las otras compañeras, presentes y ausentes.
Quisimos testimoniar, en acto puro, nuestro homenaje a estas valientes, contando nuestro imaginario de su cotidiano, de su época, de sus vínculos dentro y fuera de la cárcel, de las referencias con un afuera doloroso y cambiante.
Asistiremos brevemente a una visita a esta cárcel, un día cualquiera, y a estas mujeres que nos contarán sus historias mirándonos a los ojos sin permitirnos la comodidad burguesa de juzgarlas desde fuera de escena como espectadores pasivos. No permitimos, esta vez, que haya espectadores en el deseo colectivo que, al menos por un rato, todos seamos los actores de esta realidad.

 

VER VIDEO